Por favor seleccione una página para

Las últimas tendencias en cirugía de pechos

Las últimas tendencias en cirugía de pechos

Si has decidido aumentar tu pecho con cirugía lee primero este reportaje. Es fundamental que sepas los tipos de prótesis que existen, en qué consiste la intervención quirúrgica y los consejos a seguir para conservar la salud de tus pechos. Para ello, es fundamental que te pongas en manos de un cirujano plástico homologado y que tengas cien por cien garantías de su profesionalidad y calidad de trabajo. ¿Estás dispuesta a sacar pecho?

En España la cirugía estética más practicada es la de remodelado corporal mediante liposucción, según datos presentados por el doctor José Manuel Pérez-Macías, presidente de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), en el reciente congreso de la entidad.

Sin embargo, el aumento mamario mediante prótesis de silicona es también una de las intervenciones más frecuentes. De hecho, cada año se colocan en España alrededor de 50.000 prótesis de silicona, cifra que convierte a nuestro país en el miembro de la Unión Europea que más intervenciones de este tipo realiza, según datos de la SECPRE.

En palabras del doctor Pérez-Macías, existen dos perfiles de mujeres que se someten a esta intervención. El primero es “el de una mujer joven, de entre 20 y 30 años, que ha desarrollado poco sus glándulas mamarias, que no se encuentra a gusto con su pecho y que suele utilizar sujetadores con relleno para aumentar su volumen”. Se trata de una mujer que “en cuanto pasa por el quirófano, sufre un cambio emocional importante”. A partir de ese momento “comienza a sentirse más integrada en la sociedad y más a gusto con las personas que la rodean”, explica este especialista.

El segundo perfil, “es el de una mujer de unos cuarenta en adelante, que tuvo pecho y que por motivos de embarazo, lactancia o intervención por cáncer de mama se ha modificado”. Estas mujeres “demandan la cirugía para reequilibrarse emocionalmente y mantener sus relaciones en un plano de igualdad, como antes las tenían”, añade.

Los dos grupos de edad “acuden a la consulta con un mismo objetivo: demandando una talla noventa, una noventa y cinco o una 100, aunque nosotros los cirujanos no hacemos demasiado caso a este tema y nos centramos en el estudio antropométrico de la paciente, es decir, medimos su altura, caderas, pecho actual y tórax y le decimos, de acuerdo con estas medidas, que volumen de pecho le va a quedar mejor“, justifica este especialista.

Antes de realizar la cirugía, “les damos unas prótesis de prueba para que las introduzcan en su sujetador y así se puedan hacer una idea de cómo pueden quedar sus pechos con el nuevo volumen”. Normalmente, “todas ellas se dejan aconsejar”, añade.

Prótesis mamarias de cuarta generación

Las prótesis mamarias están compuestas por una envoltura de silicona y un contenido que puede ser de varios tipos: gel de silicona cohesivo o suero fisiológico. En cuanto a la envoltura puede ser lisa o presentar algún tipo de rugosidad. Estas últimas prótesis, llamadas texturadas, son actualmente las prótesis mamarias más utilizadas y las que generan menos molestias o “sensaciones extrañas” posteriores.

Actualmente, ya existen las prótesis “de cuarta generación”, es decir, con un interior a base de gel de alta cohesivilidad de silicona, para que “en el caso de seccionar la prótesis, el gel no se extienda por el organismo”. En cuanto a las formas, existen las de “bota” y también las redondas, con diferentes alturas y anchuras “dependiendo del gusto de la paciente”.

Ingreso hospitalario y postoperatorio

Como en cualquier operación, “antes de la intervención se realizan análisis de sangre y orina, entre otras pruebas”. Asimismo, “todos los cirujanos pedimos una mamografía, sustituida en algunos casos por una ecografía”, detalla el doctor Pérez-Macías.

La intervención quirúrgica “es breve y la introducción de la prótesis puede realizarse de tres maneras”. La primera es la vía areolar (areola del pezón); la segunda, es a través de la vía submamaria (donde se sitúa el pliegue submamario después de la curva de la mama); y la tercera, es la vía axilar. La utilización de una u otra vía “va en función de las preferencias de la paciente y del cirujano plástico y del tipo de prótesis”.

En general, “las prótesis no suelen dar problemas”.

Si todo va bien, “la paciente sólo permanece en el hospital unas horas: si la intervención quirúrgica es a primera hora de la mañana, podría irse a casa a última hora de la tarde; y si lo hace por la tarde, permanece una noche ingresada y a la mañana tiene el alta”, detalla este especialista.

En cuanto a los inconveniente, “en pocos casos la prótesis da problemas y sucede cuando se desplaza de su lugar de instalación porque no se han cumplido las normas postoperatorias que recomienda el cirujano”, advierte este especialista.

Recomendaciones que debes saber

-Acudir a un cirujano plástico titulado del que tengamos plena garantía de su profesionalidad y calidad de trabajo; no dejarnos llevar por la publicidad de una clínica, sino por el nombre de un médico concreto.

-En la primera visita médica, expresar con todo detalle y claridad las motivaciones que le han hecho decidir operarse.

-Utilizar una prótesis simulada en el sujetador para hacernos una idea de cómo quedarán nuestros pechos antes de intervenirlos.

-Realizarnos todas las pruebas necesarias antes de la operación para saber si nuestro organismo puede someterse a una intervención.

-Preguntar al especialista toda posible duda que nos pueda surgir, acerca de la intervención y postoperatorio.

Fuente: http://salud.terra.es

Comment (1)

  1. Barcelona 6 años hace

    ¿Alguna se ha operado con el DR.Roldán de Corporación Dermoestética Barcelona? ¿Algún cirujano recomendable en Barcelona?

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>