Por favor seleccione una página para

Runner: cómo cuidar tus pies para la carrera

Runner: cómo cuidar tus pies para la carrera

Correr está de moda. Con la llegada de la primavera vemos como los runners crecen y se multiplican en los parques y las ciudades. Pero, para correr hace falta una preparación previa, ya que hay una parte de nuestro cuerpo que es la que más sufre cuando hacemos running. Hablamos de los olvidados pies, que soportan todo el peso de nuestro cuerpo, más incluso que cuando caminamos.

Tanto si te gusta correr habitualmente, como si estás empezando en este mundo, deberás saber que tienes que mimar tus pies. La regla de oro es lavarse y secarse bien los pies e hidratarlos después de cada entrenamiento, además de mantener tu uñas a ralla.

  • Limar las uñas no demasiado cortas. Ya que si las cortas demasiado puedes provocar inflamación, durezas y uñas encarnadas.
  • No eliminar en exceso de durezas de la planta del pie. Estas durezas son una almohadilla natural, si las quitamos, favorecemos la aparición de más durezas. Limar las durezas sí, pero no eliminarlas en exceso.
  • Tratar las uñas con algún anti-fúngico. Ya que los pies permanecen tiempo húmedos cuando corremos.
  • Aplicar una hidratación extra. También algún producto que favorezca la circulación.

Runner feet running on road closeup on shoe. woman fitness sunri

También podemos usar algunos productos que nos ayudarán a que nuestros pies se sientan mejor y luzcan bonitos para la llegada de las sandalias.

  • Vaselina. Debe formar parte de tu ritual “antes de salir a correr”. Aplica vaselina por la planta del pie y entre los dedos antes de hacer running.
  • Polvos de talco. Si te sudan mucho los pies, la opción a la vaselina son los polvos de talco.
  • Alcohol. Son aconsejables los baños de alcohol para endurecer la planta de los pies o si tienes una pequeña herida.
  • Plantillas. Si tienes plantillas nuevas, deja que el pie se adapte a ellas. Póntelas poco a poco.
  • Piedra pómez. Una vez por semana, después de una ducha caliente, debemos raspar los pies con esta piedra por los puntos por donde se nos forman las durezas.
  • Aceite y azúcar. Juntos forman un exfoliante natural que podemos aplicar mediante masajes a nuestros pies.

Preparadas, listas… ¡a correr!

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>